Histórico 2008

Cuatro años de oportunidades
10.03.2008

A simple vista el resultado de las elecciones generales podría ser una desgracia. Y ciertamente lo es en cuanto un grupo de ineptos continuará en el poder cuatro años más, y en cuanto el bipartidismo parece ya un monstruo imparable, que se ha cargado no sólo a los pequeños partidos, sino también a los que hasta la fecha tenían cierto peso en el Congreso sin ser mayoritarios.

Eusko Alkartasuna y la Chunta Aragonesista han desaparecido del mapa. Izquierda Unida se ha hundido en la miseria, pasando de 5 a 2 diputados (y sin grupo parlamentario propio). Esquerra Republicana también ha naufragado, quedándose con 3 de los 8 diputados que tenía. Coalición Canaria ha pasado de 3 a 2 (al grupo mixto también) y el PNV ha perdido uno, quedándose con 6. CiU y BNG se ha quedado igual, con diez 2 respectivamente, y el PSOE ha pasado de 164 a 169, mientras que el PP ha incrementado hasta 154 los 148 que tenía. Y la notita de color la ha dado el partido de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia, que se ha colado en el Congreso con un diputado (ella misma).

De los resultados al Senado no comento nada, porque eso es una institución que hace las veces de cementerio de elefantes para políticos, igual que el Parlamento Europeo, al que se mandan las viejas glorias nacionales de cada país cuando caducan.

Sin duda lo más interesante de estos datos es la reducción de IU y de ERC al rídiculo. Y lo más preocupante, que los partidos patriotas, todos juntos, no alcanzan ni el 0,2% del total de los votos (poco más de 49.000 en toda España). ¿Por qué? Por varias razones, a saber:

1.- Presentan una imagen lastimosa, peleándose constantemente entre ellos.
2.- Tienen los medios en contra, que los criminalizan y estigmatizan como “nazis, fascistas, racistas, xenófobos”, etc.
3.- La polarización de estas elecciones ha sido brutal, y muchos votantes que habrían podido dar su apoyo a los patriotas han acabado votando al PP, para desalojar de la Moncloa a la calamidad de ZP para intentar colocar ahí al igualmente calamitoso Rajoy.

Aun así, todas estas excusas no sirven para justificar nada. Si estos partidos tienen que seguir creciendo al ritmo actual, quizás dentro de 500 años lograrán un diputado. Por lo tanto, es urgente una reflexión profunda y una renovación radical del movimiento político anti-invasión, empezando por la UNIDAD, sin la que nunca se logrará nada. Un solo partido, no diez mil como ahora.

Para lograr esta unidad se neceistan varias cosas más:

1.- Dejar de pelearse inútilmente unos con otros, llamándose “nazis”, “puteros” y demás insensateces.
2.- Purgar los partidos de infiltrados del CNI, cuyo cometido es fomentar la división.
3.- Unificar programas, compartir información.
4.- Adoptar un nombre atractivo para la coalición que no suene a rancio.
5.- Dejarse de simb0logías arcaicas, que lo único que hacen es asustar al electorado.
6.- Tener un auténtico líder con carisma, mediático, capaz de llamar la atención.

Y después de eso, armar todo el jaleo que se pueda. A grito pelado, a bombo y platillo, con “mascletás” o “trabucaires”, da igual. El caso es armar jaleo y salir en las noticias, porque lo que no sale por la tele no existe. Salir mucho, muchísimo, y hacer lo que haga falta para logarlo, hasta el payaso. La gente votaría antes a un concursante de Gran Hermano que a un héroe nacional, por el simple motivo que al concursante lo conoce.

Los resultados electorales de hoy, sin embargo, tienen una ventaja: España no puede aguantar cuatro años más de gobierno progre, y acabará hundiéndose en la miseria. Zapatero saldrá de esta legislatura muy desgastado, si es que puede acabarla. La crisis económica y social que se avecina le dejarán tocado y hundido para las próximas elecciones de 2012. El PP lo sabe, y para entonces volverá a robar el discurso anti-invasión, como ha hecho ahora. Pero definitivamente, necesitamos un Le Pen español, que sin ser facha sea duro, y sin ser extremista sea inflexible.

Los españoles han votado en masa su propia perdición. Han elegido cuatro años más de violaciones en grupo, de asaltos a domicilios, de precariedad laboral, de discriminación por ser españoles, de atracos y puñaladas por unas monedas, de bandas latinas y de criminales varios. De esto que el PSOE llama “progresismo”. Quizás es que nuestro pueblo sea tan holgazán que ni se moleste en pensar, y tienda siempre a la comodidad de recibirlo todo masticado a través de la televisión, dominada por los traidores y los colaboracionistas. O simplemente han tenido miedo del PP, radicalizado últimamente, y han optado por uno que por lo menos actúa por ignorancia y no por maldad.

Ahora, amigos lectores, queridos conciudadanos, es el momento de cerrar filas entorno a la Resistencia y refundar, de pies a cabeza, el movimiento político anti-invasión. Un movimiento con una imagen moderna, un nombre atractivo, un programa impecable y sobretodo unidad. Nada de yugos y flechas, nada de banderas preconstitucionales; ese camino sólo lleva a la marginalidad política y al fracaso. Necesitamos nueva simbología, nuevos aires, nuevas caras, nuevo impulso y nueva ilusión. Ciutadans y el partido de Rosa Díez demuestran que es posible entrar en el Congreso desde la nada, sólo con propaganda mediática. Pero si queremos propaganda mediática, mejor pasar por locos excéntricos que por fachas o nazis. Se presentan cuatro años difíciles, pero son una oportunidad. Contra peor vaya España, más fácil lo tendremos para entrar en la primera división política, y con Zapatero el desastre está asegurado. Sólo hace falta ser todos lo suficientemente inteligentes para saber aprovechar la ocasión.

¿Quién se apunta a este proyecto?

Un nuevo caso de violación en grupo, ahora en Ovideo
08.03.2008

Dos moros cometieron otra violación en grupo, esta vez en Oviedo. Y es que el fenómeno se ha convertido ya en una plaga. Estas noticias no son nada nuevo en muchos países europeos, y el modus operandi de estos criminales siempre sigue el mismo patrón: las víctimas siempre suelen ser blancas y conocidas de los inmigrantes criminales. Éstos se ganan su confianza, incluso algunos mantienen relaciones sentimentales consentidas con ellas, para mediante engaños y artimañas llevarlas donde espera el grupo y cometer la horrible violación.

En el breve espacio de una semana y media ya hemos dado cuenta en este sitio de cuatro casos de este tipo en España, que han tenido como ejecutores a moros y negros. Esta es la laudadísima sociedad multicultural de los progres.

Tres inmigrantes violan en grupo a otra menor
06.03.2008

Tres negros de entre 18 y 19 años violaron en grupo el pasado sábado a otra menor, una chica de 15 años, esta vez en Lugo. Ahora que vengan los hijos de puta de siempre a hablarnos de multiculturalidad, de tolerancia y de mariconadas varias. Y que me digan a mi que este texto es “xenófobo y racista” por escribir “negros” en vez de la moñada de “subsaharianos”. Aunque quizás les parezca más racista a esos hijos de la gran puta el hecho de dar cuenta del delito cometido por sus protegidos tercermundistas, mientras ellos callarán como sabandijas. Pero, eso sí, ladrarán y ladrarán como perros rabiosos si otro pastillero vuelve a darle dos cachetes a cualquier ecuatoriana en cualquier vagón de metro.

Por mi ya pueden meterse la multiculturalidad por el culo y apretar bien fuerte. Que se vayan a la mierda los fariseos que predican estas bazofias. La tolerancia es para los débiles. Los sensatos no tienen más opción que luchar para sobrevivir, a la vista del montón de mierda que se ha colado en el país. El día que este régimen de terror caiga, será el momento de llevar ante la Justicia a todos los miserables que lo han fomentado y propiciado.

Por la independencia de España, votad a los partidos patriotas. Que no os engañen ni PP, ni PSOE, ni demás formaciones marioneta. Votad por vosotros mismos, para darles una patada en el culo a los colaboracionistas. Golpead donde más les duele: votando a los partidos que se la tienen jurada a todos. Aunque esos partidos no os gusten. El voto dirigido a ellos es lo único que le puede hacer daño a este sistema bipartidista, traidor, colaboracionista y corrupto.

“Putos moros”
02.03.2008

Días atrás ya dimos cuenta de unas violaciones cometidas en Mallorca contra niñas menores de edad a manos de unos marroquíes. Estos sucesos ocurrieron en la localidad mallorquina de Campos, donde la población está realmente indignada por estos hechos. Hasta han aparecido pintadas en las paredes del municipio como la de la fotografía, que reza “Putos moros, apestáis, arrg!” “¡Os vamos a violar x el culo!”, adornada con una esvástica.

El que ha escrito eso probablemente no sienta simpatía alguna hacia el regímen nazi, pero ante abusos de este tipo que encima se cometen con casi total impunidad para los criminales por ser menores de edad, se clama por soluciones drásticas, vengan de donde vengan. Ciertamente, un supuesto triunfo de un partido nazi en España significaría el exterminio masivo en campos de concentración de todos los inmigrantes no blancos. ¿Quiere eso la persona que ha hecho la pintada? Seguramente no. Sólo quiere justicia, pero ante la falta de la misma, las posturas se radicalizan. Por lo tanto, la radicalización de la sociedad es responsabilidad exclusiva del gobierno de turno, permisivo en extremo con la invasión extranjera y sus desmanes. Si los políticos no estuviesen acomplejados ni influenciados por las teorías etnosuicidas, a estos moros violadores se les daría un castigo ejemplar. Si el Código Penal fuese lo que tiene que ser, serían castigados severamente sin más contemplaciones, por muy menores que sean. Si son capaces de cometer crímenes de adultos, también son buenos para recibir castigos del mismo carácter. Castigo que debería ser el doble de duro por ser inmigrantes, para que les quede claro a todos que aquí no se viene a delinquir, y que si se hace se vuelve a casa en una caja de pino.

Pero esto no es así. Además de menores, son moros, por lo que gozan del doble de “comprensión” y simpatía de las autoridades. Ahora dirán que si son unos pobres chicos inadaptados, que si las familias desestructuradas, que si el padre borracho y la madre puta, y el cuento de siempre para justificar lo injustificable. Pero eso sí, la prensa (ver portada y página 4) ya tilda las pintadas de “brote xenófobo”. Es decir, violan a las niñas de Campos y si los vecinos de esta localidad escriben “Putos moros” en las paredes, ya son xenófobos. Luego alguien todavía se extrañará si pasa como en El Ejido y los campenses deciden salir de cacería ante la blandeza insultante oficial.

Chusma por doquier
01.03.2008

La chusma se ha colado ya hasta en el Ejército. La Policía detuvo a un mercenario ecuatoriano, de estos que ingresan en el Ejército Español sólo por su interés personal, intentando vender droga en un tren y habiendo agredido a los agentes que lo identificaron. Hablando también de militares, hoy La Vanguardia publica que una decena de soldados agredieron el pasado 8 de febrero a tres de estos mercenarios amerindios en el cuartel de El Bruc de Barcelona. Probablemente los de siempre (léase SOS Racismo y Movimiento Contra la Intolerancia) ladrarán como condenados por este “abominable crimen racista y de odio”. Pero a estos voceros no se les escuchó decir nada cuando, pocas semanas atrás, dos reclutas españoles sufrieron una agresión en Zaragoza a manos de quince de estos mercenarios que, encima, alardeaban de pertenecer a la banda criminal de los Latin Kings.

Pero la escoria no sólo viene de fuera, y también abunda la purria nacional. Es el caso de los autodenominados “antifascistas”, que con actitudes totalitarias pretenden amedrentar a cualquiera que no piense como sus dueños les han enseñado a pensar, si es que sepan el significado de la palabra pensar. Estos cachorros de la ultraizquierda española, vendida al capital, alborotaron Madrid y se enfrentaron a los antidisturbios, quemando contenedores y coches en plena calle. Pretendían agredir a los convocados en una concentración pacífica por Nación y Revolución. Y esta agresión “antifascista” (ejecutada con métodos totalmente fascistas) encima es calificada de “provocación fascista” por los hipócritas de Movimiento Contra la Intolerancia. Según el Movimiento, la culpa es toda de Nación y Revolución, por atreverse a convocar a nadie o hacer nada. Sus cachorritos antifascistas simplemente se sintieron ofendidos (como los musulmanes con las caricaturas de su profeta) y se dedicaron a demostrar democráticamente su rabia asamblearia.

Con Z de Zángano
29.02.2008

Si no fuese porque España necesita el voto de protesta, el voto patriótico, ni tan siquiera me molestaría en ir a votar el próximo 9 de marzo. Si sólo pudiese votar a Rajoy o a Zapatero me quedaría en casa o me iría a tomar el sol. Pero si sólo pudiese votar a Zapatero, me limpiaría directamente el culo con la papeleta y luego la tiraría en la urna. Este señor ha dado el derecho de voto a miles de extranjeros, que además no se cortan un pelo y piden para él el voto. Y como Zapatero es tan “buenesito” con ellos, varios colectivos de inmigrantes van y le proponen a premio Nobel de la Paz. Ridículo. Esperpéntico. Histriónico. Bochornoso. Sólo hace falta ver qué clase de apoyos recibe este sinvergüenza para ver de parte de quien está.

Es indignante que se permita así, alegremente, que los inmigrantes interfieran de una forma tan vergonzosa en la escena política española. ¿Esto qué es, un país o una casa de putas? Desde aquí apelo a la responsabilidad nacional de los españoles y recomiendo el voto para los partidos patriotas, los únicos que defienden de verdad nuestros intereses como pueblo y como nación. La lástima es que todos estos partidos no se presenten en un frente común. Si lo hiciesen, obtendrían mejores resultados.

Los musulmanes importan a España las violaciones en grupo
28.02.2008

En Francia hace años que se conoce este fruto de la multiculturalidad, pero en España hasta ahora era algo nuevo. Los medios de comunicación hacen todo lo que pueden para ocultar y disfrazar esta realidad, pero ya se conocen algunos casos, aunque sea por error. Las violaciones en grupo de niñas de corta edad por parte de musulmanes han llegado a España. En el breve periodo de doce días, han salido a la luz dos casos, ambos en la isla de Mallorca. El 15 de febrero se supo que “cinco menores” habían sido detenidos como autores de la violación repetida durante un año de una niña de entre siete y once años. Aprovechando que pasaba por un descampado para regresar a casa desde el colegio, esas alimañas tenían por costumbre interceptarla y someterla a todo tipo de vejaciones, abusos y violaciones. No se supo nada más acerca de los ya mencionados “cinco menores”.

Y ayer saltó a la prensa un caso similar, también en Mallorca: cuatro menores más fueron detenidos por abusar sexualmente de una niña de 10 años. Tampoco se decía nada más sobre los autores de esta aberración, pero el diario ABC publicó las declaraciones del Delegado del Gobierno en Baleares, muy reveladoras: “dentro del grupo de los no imputables en ambos casos [refiriéndose al del 15 de febrero] hay algunos españoles, no todos son de origen magrebí como se pensaba en un principio”. Es decir, por un desliz del Delegado del Gobierno ha trascendido que esos violadores son, en su mayoría, magrebíes, y que además, como esos hijos de la gran puta son menores, resulta que son también “no imputables”.

Esto debe traer tres consideraciones. Una: la Ley del Menor es una puta mierda y debe ser revocada cuanto antes. Dos: en España está entrando toda la escoria mundial, especialmente musulmana. Y tres: donde hay moros, hay problemas. Estos casos se producen por toda la civilización occidental. Se dan en Francia, en Alemania, en Dinamarca, en Suecia, en Australia, etc. Para los musulmanes, y especialmente para los magrebíes, la violación conlleva un acto de posesión de “bienes” del infiel que hay que combatir en su majadería llamada Guerra Santa o Yihad. Y esos “bienes” incluyen a las mujeres. En España, durante la Guerra Civil, los mercenarios marroquíes cometieron miles de salvajes violaciones, lo mismo que en Italia las tropas coloniales francesas (negros y moros) durante la Segunda Guerra mundial. En la ya ocupada Alemania, los musulmanes senegaleses integrados en las tropas coloniales francesas, violaron a más mujeres en pocas semanas que todas las cometidas por la Wehrmacht al completo mientras duró su ocupación de Francia.

Pero es que además, estos casos están siendo sistemáticamente escondidos por la prensa. Si se ha conocido el origen de los violadores de Mallorca ha sido por un desliz del Delegado del Gobierno, en el que ha reparado el diario ABC. Se ha sabido por error. El Gobierno intenta ocultar la realidad: la inmigración desbordada y sin freno, fomentada además por las declaraciones de inútiles que ocupan indignamente ministerios, ha atraído a escoria de todas partes. Zapatero parece que lleve escrito TONTO en la frente. Francia es un buen laboratorio donde es fácil comprobar que la integración no existe, que los inmigrantes jamás serán franceses por mucha nacionalidad que les den y por mucho que hayan nacido en Francia, que viven en ghettos que ellos mismos forman, y que odian a Europa hasta la muerte. Pero aun teniendo la ventaja del observador, España ha sido llevada al mismo abismo, al mismo antro multicultural lleno de podredumbre. Y se ha hecho sólo para beneficiar a cuatro hijos de puta caciques, que ocupan los consejos de administración de los cuatro grandes bancos y cajas y de alguna que otra constructora, de esas que iniciaron la estafa inmobiliaria.

Debería estar prohibido que un irresponsable ocupe cargo público alguno en España. Pero este memo volverá a ganar las elecciones y tendremos cuatro años más de caos, de desorden, de suciedad y de injusticias. Mejor. Por lo visto el pueblo sólo aprende a palos. Cuantos más palos le den, antes despertará la furia española que borrará a sangre y fuego a toda la escoria delincuente que ha venido de fuera, y a la que le ha dado apoyo desde dentro.

Cara a cara de caraduras
27.02.2008

El debate cara a cara entre Rajoy y Zapatero no aportó nada nuevo. Se centraron en si mismos, recriminándose cosas pertenecientes a legislaturas anteriores y sin abordar en lo más mínimo los problemas inmediatos de la nación. ¿Y uno de estos dos ineptos tiene que gobernar España cuatro años? Parecían dos críos peleándose para ver quien era el peor: “si yo soy malo, tú lo has sido todavía más”. Salió la guerra de Iraq, el número de homicidios habidos cuando Rajoy era ministro del Interior, la foto de las Azores… pero ninguna propuesta de solución a la crisis económica que ya está aquí, ni ninguna respuesta al estallido de la burbuja inmobiliaria, ni propuestas para acabar con la delincuencia que asola España, ni medidas para afrontar la crisis moral que ya ha empezado.

Fue un debate egocéntrico, egoísta, personalista y caradura entre dos descarados que por los cargos que ocupan se creen que son España, o dos visiones de ella. Y no son más que dos marionetas colocadas donde deben estar por poderosas mafias financieras que se reparten el pastel del poder y el capital. Es sabido que el PP no quiere ganar estas elecciones. De ahí la elección de elementos impopulares como nuevos fichajes y la condena al ostracismo de los más centristas. El PP sabe lo que se avecina, sabe que la crisis económica no es un mito, y sabe además que esa crisis conllevará otras de otro tipo encadenadas. Y por supuesto, el PP no quiere la responsabilidad de ser el partido que gobierne España cuando esta se hunda. Prefiere dejarle esta tarea al PSOE. Y dentro del PSOE también hay quien se da cuenta de lo que viene, y discrepa enérgicamente de las políticas que se muestran cara a la galería. Quizás para contentar a este sector, De la Vega y Caldera, los más paupérrimos entre los ineptos, no figuren en el futuro gabinete.

El PSOE volverá a ganar las elecciones, no es ningún secreto. “Por la incultura que hay en España”, me decía un amigo tomando un café esta tarde. Quizás sí. Pero también porque le interesa al PP, para luego poder presentarse como alternativa tangible al caos, al desorden y a la anarquía.

Encima, la culpa es nuestra
26.02.2008

La miserabilidad más absoluta se ha encarnado en la persona de un sociólogo que, por la radio, ha hecho unas declaraciones que daban auténtico asco y son muestra de la enorme cobardía que aqueja nuestra sociedad corrupta, decadente, aborregada y cómoda. No recuerdo el nombre del sujeto en cuestión ni he podido anotarlo, porque iba conduciendo, pero declaró que han observado que las bandas de delincuentes mal llamadas “latinas” se nutren de escoria amerindia de entre 16 y 18 años de edad. Decía el tipejo que a los 16 años el Estado ya no tiene la obligación de mantener a nadie en escuelas o institutos, y que hasta los 18 los menores no pueden trabajar. Por lo tanto, concluía esta eminencia, la culpa de que esas bandas de chusma existan es “nuestra”, porque “no les damos a esos jóvenes” alternativas. La sociología tiene una vergonzosa tendencia a excusar a la purria y a culpar de sus males a la “sociedad”, ese concepto diáfano, homogéneo y plagado de imprecisiones. Es, por lo tanto, una excusa de mal pagador.

Con lo que sí estoy de acuerdo es con la afirmación que la culpa de que esas bandas de deshechos humanos existan es nuestra. Nuestra, por no votar a formaciones políticas capaces de acabar con esa lacra de un plumazo, deportando a ese estiércol al estiercolero del que salió. O ante la imposibilidad del ascenso de estos partidos, la culpa seguiría siendo nuestra por ser una sociedad de cobardes, incapaz de correr a hostias a los miembros de esas bandas criminales y darles mazazos en la cabeza hasta que se les quitasen las ganas de vacilarle a nadie. Y correr igualmente a hostias a la Policía si se atreviese a defender a esa basura. Pero muy al contrario, aquí todo el mundo calla y vota PP o PSOE, eso sí, con la esperanza de no ser el próximo atracado, apuñalado o apaleado por una de esas bandas de monos que abundan cada día más en lo que un día fue un país europeo.

La solución será violenta
25.02.2008

A las puertas de unas elecciones completamente polarizadas entre los traidores del PSOE y los colaboracionistas del PP, el pueblo español volverá a caer en el error de votar a la gentuza que lo destruye. Difícilmente los partidos anti-invasión lograrán un solo diputado, y puede que ni sumando todos sus votos no alcanzase para un representante. Sin duda, esto se debe a la mala propaganda que sistemáticamente se hace de estos partidos, que si bien quizás no sean la panacea a todos los problemas, sí que su ascenso supondría un serio toque de atención y el alzamiento de la voz de los disconformes. Con los medios de manipulación masiva a favor del PP-SOE y censurando el discurso enérgico del sector anti-invasión, estas elecciones no aportarán novedad alguna, y serán sólo el inicio de cuatro años más de oscuridad, injusticia y discriminación.

Pero ni obteniendo un diputado o dos se podría arreglar nada. La descomposición nacional está ya tan avanzada que sería necesario un gobierno dirigido por los partidos anti-invasión para corregir el daño que ya se ha hecho. O por lo menos, un gobierno con participación de estos partidos. Y obviamente, si es impensable un diputado, más fantasioso es pensar en mayorías absolutas.

España pagará muy caro el ostracismo al que se condena a estos partidos. Muy caro. Los escenarios que se dibujan en el futuro no son nada halagüeños. La actual coyuntura política continuará favoreciendo la invasión y otorgando prerrogativas a cualquier muerto de hambre por encima de los españoles. La ausencia en el Parlamento de partidos con un mensaje distinto y claro sobre la inmigración desbordada que nos invade significará cuatro años más de carta blanca para los traidores que ensucian con sus traseros los escaños. Por consiguiente, el desmadre irá en aumento, y por lo tanto el hartazgo del pueblo también. Como no habrá nadie que ponga freno al asunto y los abusos y atropellos serán cada día más numerosos, más evidentes y más difíciles de ocultar, cualquier chispa provocará, el día menos pensado, un incendio inextinguible. Entonces se lamentará el no haber adoptado una política de firmeza ante la invasión extanjera que sufrimos. Entonces se lamentará no haber tenido en el Parlamento una voz como la del movimiento anti-invasión. Porque conociendo el carácter español, el día que los moros empiecen a quemar coches en Madrid, Valencia o Barcelona, tal como hacen en Francia y Dinamarca, se les correrá a hostias, a hachazos, a tiros de posta de escopeta y a navajazo limpio. Se avecina un El Ejido mezcla de Puerto Urraco a nivel nacional, con los que los periódicos podrán llenar páginas enteras. Entonces, en medio del caos, nadie reconocerá ser “progre”, porque esto implicará la decapitación inmediata.

Esperemos que estalle la fiesta multicultural y veremos cosas que ahora resultan difíciles de creer. Mejor que vaticinarlas será esperar a que pasen. Y cuando pasen, los escépticos podrán acordarse de este artículo y ver si tenía o no razón en mi pronóstico.

Para evitar el caos y el desorden, la solución sería que en el Parlamento pudiesen alzarse voces llamando al control del desastre migratorio actual. Pero como no parece que vaya a ocurrir tal cosa, prepárense para vivir disturbios, progromos y cacerías de brujas a lo largo de los próximos cuatro años.

Lo más inquietante de todo es que la teoría del caos es equidistante en todos sus pasos, incluído el último. Es decir, existe el mismo tiempo entre dos procesos iniciales, entre dos procesos centrales o entre el penútimo y el último. Esto la hace impredecible, ya que el último paso puede suceder en cualquier momento, cuando menos se espere, sin poder ser advertida su llegada. Esto hará que en cualquier momento, algún suceso similar a otros acaecidos anteriormente, desatará un huracán que ni el mismo Dios podrá parar. En otras palabras: cualquier roce entre comunidades en nuestra magnífica “sociedad multicultural” desatará una guerra racial, étnica o religiosa de consecuencias impredecibles.

Disfruten del espectáculo y agradézcanselo al PP y al PSOE cuando vean la sangre correr por las calles.

Y otro…
23.02.2008

En Lepe, un moro ha apuñalado a un ecuatoriano. Fabuloso este otro ejemplo de diáligo intercultural. Como de costumbre, los fariseos de SOS Racismo y Movimiento Contra la Intolerancia, con la boca cerrada.

Otro más
22.02.2008

Un nigeriano sacó una pistola de fogueo en un vagón del Metro de Madrid, en la estación de Gregorio Marañón, y afirmó que iba “a matar a todos los ricos”. Por supuesto que las únicas imágenes que han trascendido de este hecho, difundidas por Antena 3, fueron grabadas por un viajero con un móvil. Seguramente jamás veremos la grabación de seguridad de las más de 25 cámaras que tiene cada vagón del suburbano, como en tantas otras ocasiones, en las que sólo se difunden si algún inmigrante recibe un roce, ni que sea por error, de un español.

Este sujeto tiene pendiente una orden de expulsión por tres años de España, que todavía no se ha ejecutado y ni se sabe si se ejecutará. A saber qué haría para ser expulsado, por lo menos nominalmente. Ahora quizás vuelvan a decretar su deportación, y también quizás este ser siga suelto por la calle sin que nadie lo tire al estiercolero del que salió.

Por cierto, SOS Racismo y Movimiento Contra la Intolerancia tampoco han ladrado ante este caso de racismo antiespañol. Si mañana alguien entra en una mezquita con una pistola de fogueo y amenaza a los barbudos, los hipócritas hablarán inmediatamente de “islamofobia” y el que haga eso quizás no salga vivo del antro islámico. Entonces los voceros del régimen hablarán de “autodefensa” por parte de unos musulmanes que “se sintieron ofendidos”.

Otro fabuloso ejemplo de enriquecimiento multicultural
19.02.2008

En Lleida los Mossos d’Esquadra han detenido a once inmigrantes por dos peleas tumultuarias ocurridas en plena calle. En la primera, cuatro rumanos dirimían sus diferencias por la ley del palo y la capucha y al más puro estilo medieval. Se les intervino una espada, un cuchillo de cocina y un bate de béisbol con los que se agredían mutuamente. Unas horas más tarde, cinco marroquíes, un colombiano y un brasileño practicaban el diálogo multicultural de igual forma que los rumanos en el interior de un bar, amenizando el simposium con palos y cuchillos.Por supuesto que los hipócritas de SOS Racismo ni saldrán de la apestosa cloaca en la que se esconden cuando tendrían que dar la cara, ni abrirán sus bocazas para acusar a nadie de racista, puesto que todos los intervinientes en estas peleas son miembros de la Alianza de Civilizaciones. Por el contrario, si un solo español se hubiese visto implicado en estos desórdenes, esos fariseos ya se habrían rasgado las vestiduras denunciando xenofobia, racismo y “crímenes de odio”. ¿Ahora los marroquíes no son racistas por arremeter contra dos sudamericanos? ¿No lo son el colombiano o el brasileño por enfrentarse a guantazos a los moros? ¿Ni los rumanos? No, claro, sólo podemos ser racistas los burros que encima le pagamos el hospital a esta chusma para que les curen las heridas que se producen entre ellos.SOS Racismo adolece de parcialidad, es una organización traidora y colaboracionista a más no poder, y responde a oscuros intereses económicos y políticos con disfraz de falso humanitarismo. No representan a nadie, no simbolizan nada, y si esa asociación infecta existe es porque les interesa a quienes se benefician de la invasión. Van de supermegaprogres y no son más que la Gestapo del pensamiento a sueldo de los caciques. Menos mal que la credibilidad de esa gentuza está ya a la altura del betún, y cada día son más quienes les dan la espalda, a la vista de su falsedad vomitiva.Desde aquí lanzamos un llamamiento a los cuatro socios de buena fe que pueda tener esta pseudo ONG para que cancelen su asociación con este grupo al servicio de los traidores. Animamos a quienes les pagan una cuota de asociado a que analicen la actitud de estos siervos del capital, ávidos sólo de dinero y protagonismo, obedeciendo órdenes de los enemigos del pueblo. Se embolsillan ya bastante con lo que rampiñan del presupuesto público y con los premios de conveniencia que les otorgan algunas instituciones públicas bajo cualquier pretexto, el más esperpéntico hasta la fecha el de “al mejor diseño web”, siendo su página una pocilga digital.A los traidores, ni agua.

Enriquecimiento multicultural
18.02.2008

En Dinamarca llevan más de una semana experimentando los efectos de la multiculturalidad. Hordas de moros furiosos están incenciando todo lo que se les pone delante, a emulación de lo que sucede periódicamente en Francia. Protestan porque las autoridades danesas expulsaron del país a dos tunecinos que pretendían asesinar, junto con otro moro nacionalizado danés, al dibujante que pintó a Mahoma con una bomba en el turbante.Esta gentuza se siente ofendida a la más mínima, pero por lo visto no consideran ofensivo quemar propiedades ajenas. Estos hipócritas, siempre victimistas, no entienden más lenguaje que la violencia. Y Europa, como una vieja estúpida, se deja avasallar por la turba tercermundista que no para de llegar y que, mientras siga traduciéndose en cifras macroeconómicas positivas, será tolerada. Pero existe un abismo entre la macroeconomía y la economía real. Mientras el PIB sube, los billetes de 50 euros (más de 8.000 pesetas) duran la mitad de lo que antes duraban 5.000 pesetas.La aportación de los inmigrantes a la Seguridad Social es de 8.0000 millones de euros anuales. Parece una buena cifra, aunque no es más que humo. Lo mismo pasa con el PIB. Se achaca un crecimiento del 3,1% a la inmigración, dato que no parece del todo creíble, considerando que la población inmigrante es, oficialmente, del 10%. Es decir, según estos datos, tenemos un 10% más de gente en España y sólo somo un 3,1% más ricos. Mal negocio. Pero como ya hemos dicho antes la macroeconomía es humo, y el ciudadano sólo ve que las pasa canutas para pagar hipotecas de 1.200 euros mensuales, gasolina a 1,10 el litro o tabaco a 3 euros la cajetilla. Sin mencionar que la leche se ha encarecido un 30% y que con el euro un café o un periódico han pasado de costar 100 pesetas a tener que pagar por lo mismo 166 pesetas por lo menos, es decir, un incremento del 66% en su precio. Todo sube, menos los sueldos, que se estancan gracias a la sobreoferta de mano de obra.Estos datos triunfalistas, aunque completamente apartados de la vida real, esconden la política del “pan para hoy, hambre para mañana”. Los expertos coinciden en señalar que la inmigración empeorará las cuentas de la seguridad social, y que en cuanto hayan cubierto su ciclo vital, consumirán más recursos de los que aportan. Esto sin tener en cuenta que absorben la mayor parte de la ayuda social, con preferencia sobre los españoles, y que a ellos se debe el incremento de los índices de delincuencia e inseguridad. No en vano, un 60% de los delitos que se cometen en España son obra de inmigrantes. Algunos excusan este hecho con una sobreana estupidez: la delincuencia va ligada a la pobreza y a la marginación. Entonces, esto contradice la versión oficial del incremento del PIB gracias a la inmigración. ¿Como quedamos, vienen a trabajar, con lo que no tienen necesidad de delinquir, o vienen a delinquir, con lo que no tienen necesidad de trabajar?Demasiadas contradicciones para que todo esto no huela a falseamiento de datos y manipulación. Pero por suerte o por desgracia en este 2008 que acabamos de comenzar se caerán por su propio peso muchos de estos topicazos progres. La construcción en declive imparable dejará en el paro a muchos inmigrantes que encontraban en esos trabajos su sustento y cobrarán prestaciones de desempleo. Más de 200.000 ya están en esta situación. La recesión económica agudizará la necesidad de ayuda social, que continuará siento absorbida, mayoritariamente, por extranjeros, dejando a muchos españoles desprotegidos. La constante llegada de gente continuará saturando todavía más los ya colapsados servicios públicos como la saindad o la educación. Y el PIB no se verá incrementado en absoluto, y hasta igual desciende, con lo que la progresía se quedará sin su economía-ficción para seguir vendiendo la moto de la “multiculturalidad”. El aumento de la precariedad entre la población inmigrante conllevará indefectiblemente un aumento de la criminalidad, y la apertura del espacio Schengen a determinados países del Este, junto con la expulsión de Italia de miles de gitanos rumanos, nos traerá a más bandas de sinvergüenzas atraídos por la blandeza de nuestro Código Penal.A este panorama habrá que sumarle los efectos psicosociales de nuevos ataques del terrorismo islamista que golpearán ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao, y cuando los moros se sientan ofendidos por cualquier gilipollez la liarán también quemando coches, como en Francia y Dinamarca. Recordemos que a España las modas siempre llegan tarde, pero llegan. Con todo esto, nos espera un 2008 muy entretenido, y no hace falta ser profeta para darse cuenta de que un escenario así es perfectamente posible. Simplemente hace falta no estár infectado de la estupidez de los progres.

Latin Kings en el Ejército
14.02.2008

La escoria pandillera andina está hasta en el Ejército Español. Un grupo de quince delincuentes sudamericanos alistados en lo que quede de nuestro Ejército agredieron a dos reclutas españoles en Zaragoza. Los agresores alardeaban de pertenecer a esa banda de simios llamada “Latin Kings” y ostentaban sus tatuajes de rango. Uno de los agredidos reconoció lo que todos sabemos: que los mercenarios extranjeros que están en el Ejército Español sólo buscan “conseguir la nacionalidad española y que en caso de conflicto con sus respectivos países desertarían y se pondrían del lado de los suyos”.Este es el tipo de escoria que se está dejando infiltrar en nuestras Fuerzas Armadas, que pronto no serán ni nuestras. Las políticas irresponsables del todo vale hacen que cualquier muerto de hambre pueda entrar en el Ejército para vivir de gorra. Ni sienten la bandera, ni saben qué es España, ni les importa lo más mínimo. Sólo buscan su beneficio personal.Estos salvajes que agredieron a dos reclutas españoles, quienes renunciaron a la vida militar por tener a semejantes orangutanes de compañeros, deberían de ser todos expulsados del Ejército y del país. Es más, deberían ser sometidos a un Consejo de Guerra.En el Ejército Español sólo debería de haber mandos y tropa española, nada de mercenarios. Si para ello hay que aumentar los sueldos, se aumentan. Es mejor tener a soldados bien pagados que legiones de funcionarios inservibles chupando del bote. Abrir las filas militares a los invasores extranjeros es dinamitar las pocas esperanzas que puedan quedar en caso de conflicto civil, desórdenes públicos o sublevación inmigrante, para restaurar el orden.¡FUERA MERCENARIOS DEL EJÉRCITO!

El desmesurado eco de los lobbys pro-invasión
06.02.2008

Cuando se habla de traidores es inevitable referirse a SOS Racismo y a Movimiento Contra la Intolerancia. Lo mismo que cuando se habla de aprovechados, de vividores y de grupos de presión pro-invasión. Esta gente se pasa el día acusando a todo el mundo de racista y xenófobo, y justificando a sus amiguitos los inmigrantes hagan lo que hagan. Si dices que la inmigración va indisolublemente relacionada a un aumento brutal de la delincuencia, te llaman xenófobo. Si dices que el exceso de mano de obra extranjera no cualificada ha puesto los sueldos de los españoles a parir, te llaman xenófobo. Si dices que los inmigrantes acaparan grandes cupos de ayuda social, por lo que los españoles se ven privados de ella, te llaman xenófobo. Si recomiendas a los ciudadanos defenderse de los inmigrantes delincuentes, te llaman, además de xenófobo, racista. Si te peleas con un moro, también te llaman xenófobo. Si lo haces con un blanco, sólo es una riña.Ya sabemos de que pie cojea esta gente. Lo que resulta completamente incomprensible es como grupos tan insignificantes, que no representan a nadie, pueden tener tanto eco en los medios de comunicación. Cada vez que alguno de esos zarrapastrosos abre la boca, aparece por todas las cadenas de televisión y en todos los periódicos. El único lobby pro-invasión que ha hecho público el número de socios que tiene a través de su página web es SOS Racismo (www.sosracismo.org), el de Euskadi, no la versión catalana de http://www.sosracisme.org. Dicen que tienen 250 socios. Número demasiado redondo, que puede que en realidad se quede en 248 o 243. Cualquier partido anti-invasión, como España 2000, Democracia Nacional, Plataforma per Catalunya o Iniciativa Habitable, sólo por citar algunos, tiene más de mil afiliados y concejales en los ayuntamientos elegidos democráticamente. Entonces, ¿por qué se silencia a estos partidos constantemente y sn embargo se da voz a unas asociaciones que no representan más que a 250 asociados, y que encima nadie ha elegido en unas votaciones libres?Está claro que detrás de este eco artificial que reciben en los medios los lobbys pro-invasión están intereses políticos compartidos tanto por la derecha como por la izquierda. Gobierne el PP o el PSOE, estos grupos minúsculos y de ridículo número de asociados siguen teniendo una cobertura informativa completamente desproporcionada a su miserable representatividad. Y lo peor de todo, reciben subvenciones públicas para seguir acusando a cualquiera que defienda lo suyo de “racista y xenófobo”.A estos grupos de presión disfrazados de asociaciones u ONGs se les debería retirar toda subvención pública y todo eco informativo, puesto que no representan a nadie más que a ocultos intereses al servicio de la invasión promovida por traidores y colaboracionistas que obtienen beneficios con ella. Estos que van de zarrapastrosos de izquierdas no son más que agentes del capitalismo más desenfrenado, de ese que no duda en destruír lo que sea para generar enormes masas de dinero para sus amiguitos tacaños, usureros y avariciosos. Y a este capital ahora le conviene tercermundizar europa, llenarla de “nuevos españoles” (léase “nuevos consumidores” y “nuevos esclavos”).El día que un juez o un fiscal decida investigar esta trama que tanto daño está haciendo hoy en día, aparecerán datos increíbles y escalofriantes. Y si la justicia humana jamás logra aportar luz sobre estas barbaridades, que sea la Divina Providencia la que mediante su justicia inexorable condene a los traidores al fuego eterno del infierno. Que ardan ahí para siempre, si no se logra que se pudran en la cárcel.

Los Santos Inocentes
01.02.2008

Las noticias sobre secuestros o intentos de secuestro de niños están sucediéndose de una manera alarmante a lo largo y ancho de la geografía española. En la inmensa mayoría de los casos están implicados inmigrantes como autores de estos hechos. Hasta el momento, se tienen noticias de la implicación de sudamericanos, magrebíes y rumanos en estos casos. En Barcelona ha aparecido una nueva modalidad delictiva que tiene como objetivo a los más pequeños: bandas habitualmente del Este secuestran a los niños, reteniéndoles en algún lugar cercano, y cuando observan que la madre se ha percatado de la desaparición y empieza a buscar a su hijo le exigen un rescate por una cantidad moderada, de dos o tres mil euros, para que pueda ser retirada de algún banco sin problemas.Pero desgraciadamente muchos de los secuestros no son momentáneos, y las criaturas desaparecen sin dejar rastro. Los secuestros de menores son algo habitual en varios países sudamericanos, y los pequeños suelen destinarse al mercado negro de adopciones internacionales o al de tráfico de órganos. Por lo visto, esta modalidad de delincuencia también ha sido importada a España de la mano de la inmigración. Las mafias, que tantas oportunidades de negocio ven en España gracias a una legislación que debería estar en los rollos de papel de los retretes, parece que han encontrado otra vía para ganar dinero: traficar con niños. Estos nuevos Herodes proliferan de forma preocupante, y los últimos casos conocidos demuestran que esto sólo es el principio de la pandemia. No son profesionales; por la cantidad de secuestros frustados que ha habido, son principiantes. Pero acabarán aprendiendo y su eficacia mejorará.Por supuesto, que nadie espere que el Gobierno haga nada para solventar esta situación, ni este ni el que salga de las próximas elecciones. A los políticos lo que pase con nuestros niños les da igual. Están demasiado ocupados con el crecimiento del PIB y el desplome de la bolsa. El Estado es completamente incapaz de garantizar la seguridad de nadie que no tenga cargo oficial y guardaespaldas asignado. Los tiroteos también se suceden con demasiada frecuencia, y la situación se parece cada día más a la que impera en los Estados Unidos, donde ya a nadie le sorprende que de vez en cuando se escuchen disparos. La diferencia es que mientras los americanos pueden portar armas encima y utilizarlas si hace falta, los ciudadanos españoles debemos ir desarmados por ley, aun teniendo licencia de armas. Si nuestra situación delictiva se asemeja cada día más a la de EE.UU., nuestra situación en materia de defensa también debería igualarse a la americana, para contrarrestar el aumento de la delincuencia. Desengáñense: ante una emergencia, llamar a la policía y esperar a que llegue no sirve de nada. Cuando llega la víctima ya está muerta. La única solución es abrir fuego contra la amenaza y disparar a matar. Mientras no tengamos una legislación que nos permita defendernos, seguiremos siendo todos carne de cañón. Aunque la clave está en la ausencia total y absoluta de control sobre la inmigración. Por las fronteras se están colando criminales de todo el mundo, completamente indocumentados, sobre quienes nada se sabe.Si el Estado renuncia a la defensa de sus ciudadanos nosotros no tenemos por qué renunciar también a defendernos nosotros mismos. No dejarnos usar ni llevar armas encima para salvaguardar nuestras vidas e intereses es una indecencia execrable. O nos dejan llevar pistola y usarla si hace falta, o empiezan a tomarse en serio el problema de la delincuencia y el control de las fronteras.

Nuevos logros de la multiculturalidad
28.01.2008

En Kenia se matan por unos resultados electorales y sobretodo por pertenecer a una u otra etnia. Desde que empezó esta oleada de violencia en lo que se considera la democracia mejor cimentada de toda África, ya ha habido 800 muertos. Para matarse usan machetes, arcos y flechas, lanzas, palos, piedras, y todo lo que pueda cortar, punzar o golpear. Y siendo todos ellos negros, se matan por ser de etnias diferentes. Imaginemos ahora qué puede pasar en la futura sociedad multicultural que nos predican los progres, donde blancos, negros, magrebíes, asiáticos, árabes y amerindios vivirán juntos. Leyendo las noticias ya lo podemos adivinar: todos contra todos, y todos contra los españoles. Bonito legado nos van a dejar estos progres; cualquier día, al entrar en la sala de urgencias de cualquier hospital, podremos ver a alguien con una flecha clavada en la cabeza. Y no será Kenia. Será España. O lo que quede de ella.

Nadie, a excepción de un idiota, puede pensar que grupos tan distintos racial, étnica, religiosa, cultural y lingüísticamente vayan a vivir en paz y harmonía en un mundo de color de rosa. Más bien ese mundo será de color rojo, teñido de sangre.La multiculturalidad significa multiconflictividad, multiinestabilidad, multitensión, multiagresiones, multijaleo, multidelincuencia y multiporquería. Las pruebas de ello están a la vista de todos. Y los progres que predican este infierno también.¿Van ustedes a permitir esto? Evítenlo votando en las próximas elecciones de marzo a partidos patriotas y sin complejos, que pondrán las teorías de la multiculturalidad donde deben estar: en el cubo de la basura. Da igual que les gusten más o menos, que sus líderes les caigan bien o mal. De momento ellos son la única esperanza de corregir el daño que ya se ha hecho. No esperen que el PP haga nada a parte de abrir todavía más las fronteras. Tampoco esperen que el PSOE se ilumine de repente y le ponga freno a esto. Olvídense el “voto útil”. Es inútil si va a parar al PP o al PSOE. Acabar con todo esto depende de ustedes. Y queda poco tiempo para evitar el desastre.

La izquierda justifica la delincuencia
26.01.2008

Curiosamente, los únicos ataques que ha recibido el Observatorio de la Delincuencia Inmigrante han procedido de círculos de ese rojerío falso y progre que se lleva ahora. A los ataques de SOS Racismo (racistas antiespañoles) y elplural.com (que de plural no tiene nada) se ha añadido ahora otra carga de El Periódico de Catalunya, estrechamente vinculado al PSC-PSOE. Este diario tan “guay” que llama en sus titulares BCN a Barcelona y TGN a Tarragona tildó recientemente al Observatorio en un artículo de invento de la “extrema derecha en su vertiente más xenófoba y racista”.Para estos caballeretes bienpensantes, políticamente correctos y a sueldo del que manda, denunciar la relación que existe entre inmigración y delincuencia es “xenofobia y racismo”. Esta es la cantinela de siempre: inmigrante bueno, español malvado. Y estos medios lo dan por hecho y así lo promueven. No quieren ver, porque ciegos no están, lo que reflejan las estadísticas. Ni les preocupa, por lo visto, que las cárceles estén llenas de inmigrantes delincuentes. Tampoco le dan importancia a que sus amigos los inmigrantes cometan más de la mitad de los delitos graves que se producen en España cada año. ¡Y eso que sólo son un 10% de la población!Me gustaría que alguno de esos progres sabelotodo me explicase por dónde ven racismo y xenofobia en ofrecer información veraz sobre los delitos cometidos por inmigrantes en España. Sólo sobre los que aparecen en prensa, porque si se tuviese que publicar todo el daño que hacen los delincuentes extranjeros faltarían servidores de Internet para alojar tanto material. En todo caso podrán ver información incómoda, que no les gusta, que no les conviene, y que contradice sus teroías internacionalistas, multiculturales y mestizas que no provocan más que desgracias.Todavía no he visto a ninguno de estos iluminados tocar de pies en el suelo. Se exclaman cuando alguien explica qué hacen los delincuentes extranjeros en España, pero no dicen nada ante comentarios como este, obra de un usuario de YouTube que se define con su nombre, “Sudaquilla”:

Arriba Espana? Ni siquiera saber hablar en tu propio idioma Ja ja! y cada vez que voy alla me follo unas cuantas espanolitas y quien sabe cuantas habre dejado con una barriga. Ya tu sabes bro sembrando mi semilla sudaca! ja ja..Viva los latinoamericanos o sudacas! sigan reproduciendose mi gente! para que llenemos la puta “madre patria” de sudaquitos ja ja, somoy la pesadilla de hoy y del futuro a cobrar lo que estos putos burracos nos deben! Y viva Puerto Rico!

Aquí aparece odio visceral contra España y la teoría de la deuda. Muchos creen que España les debe algo, por la colonización, y encima la izquierda de aquí hace propias estas teorías suicidas y de perdedores. Gracias a estos pensamientos corruptos, la izquierda defiende la invasión de nuestra tierra como “pago” por la deuda, y además justifica todo lo que esta gente haga aquí atacando a quienes denunciamos sus desmanes. Racistas y xenófobos nos llaman a todos los que consideramos que no le debemos nada a nadie. Al contrario: nos deben a nosotros. Porque sin la colonización, Sudamérica y África serían peores pedregales de lo que son. Si tienen algo de infraestructuras, es gracias a la colonización. Y cuando los colones se fueron, las infraestructuras se arruinaron.

También contrasta con todo esto la negativa de la izquierda a aplicar la teoría de la deuda a otros pueblos también colonizadores. Por ejemplo a los musulmanes. Invadieron España, hicieron caer Bizancio (y aún lo retienen), y no he visto a nadie reclamarles deuda alguna. Por lo tanto, la izquierda es etnomasoquista y suicida, predicando sus estupideces que encima le hace el juego a la derecha rancia e igual de traidora, que obtiene de la invasión mano de obra barata y comisiones en las remesas del capital que envían a sus países para dar de comer a los que ahí están.

La censura que viene
23.01.2008

Zapatero ha prometido que de ganar las elecciones reinstaurará la censura en España disfrazada de “ley integral” para combatir “todas las discriminaciones” y para sancionar a quienes “discriminen y vulneren los derechos de sus conciudadanos”, además de “los que hablen de los otros”. Es decir, blogs como este, que hablan “de los otros”, podrán ser clausurados y yo sancionado, detenido por fuerzas especiales aereotransportadas y concucido ante cualquier juez traidor y colaboracionista en la Audiencia Nacional como si fuese un vulgar terrorista islámico… ¡por decir lo que pienso! Todo porque lo que aquí -y en muchos más sitios como éste- se dice contradice la versión oficial que afirma que todo es un camino de rosas.Si el señor Zapatero pretende combatir y sancionar las discriminaciones, puede empezar por multarse y encarcelarse él mismo y a todo su gobierno de incompetentes. La “discriminación positiva” es extremadamente negativa para los españoles y da privilegios a gentes acabadas de llegar, encima muchos de ellos de forma ilegal, que nada han aportado al Estado, más que gasto. Ser español hoy en día significa pagar impuestos, pagar multas, y callar.Yo no me resigno a que ningún mequetrefe colaboracionista me pisotee en mi propia tierra, en nombre de unos valores absurdos e internacionalistas que no llevan más que al desastre y a la invasión, como se puede comprobar saliendo a la calle cualquier mañana. Yo no quiero que mis impuestos sirvan para pagar sueldos y subvenciones a gentuza que odia a su propio pueblo y que hace cuanto puede para destruírlo. Ni quiero que con mi dinero se paguen políticas que, encima, me discriminan como español y me castigan por serlo. Yo quiero vivir en paz y seguridad en mi tierra, sin tener que dormir con el temor a ser asaltado en mi propia casa por bandas paramilitares extranjeras, espoleadas por un gobierno de progres ignoranes que consideran “facha” aplicar mano dura contra la delincuencia, mientras ellos llevan escolta.

Quiero que se haga una “ley integral” que tipifique como delito de alta traición el colaboracionismo, y que enfrente a los culpables con penas de cadena perpétua por intentar cargarse a todo el pueblo español y, encima, pretender acallarlo.

¡Pues no nos harán callar! Y os animo a todos a gritar bien fuerte: ¡no nos callaréis!

¡Viva España! ¡Abajo los colaboracionistas!

Los progres no salen de su asombro
20.01.2008

Cuando se ha sabido que la Guardia Civil les ha encontrado a los presuntos terroristas islamistas del Raval de Barcelona detonadores y explosivos para preparar otro 11M, en la misma capital catalana, ha salido por televisión una progre típica, vecina del barrio. Treintañera, gafas de pasta rectangulares, pelo corto semi-rizado, ropas que parecían harapos viejos, y puede que carnet de socio de SOS Racismo en el bolsillo. La chica, afortunadísima habitante del multicultural Raval, no acababa de creerse lo que había pasado: ¡una mezquita estaba siendo utilizada como cuartel general de unos terroristas asesinos! Multiculturales, pero asesinos. La mujer declaró que “nosotros pensábamos que aquí sólo se venía a rezar”. A rezar y a algo más, como se ha visto hoy.Delante de las narices de esos progres de la Visa Oro, que se mudaron hace tiempo al Raval porque, decían, es la parte más multicultural de Barcelona, se estaba cociendo una masacre, y los muy insensatos pensaban que sólo iban a ese antro a rezar. Los progres, a fin de cuentas, actúan simplemente por ignorancia. Son gentecilla que en su día se tragaron ese cuento de que “la multiculturalidad nos enriquece” predicado por parásitos y otras alimañas. Gentes que se proclaman “tolerantes” sin tener ni idea de qué es la tolerancia, sin tolerar opinión alguna contraria a la suya sin tildar de inmediato de racista y xenófobo para arriba a quien la emite. Tolerancia que se les rompe en mil pedazos el día que comprueban que su multiculturalidad no es tan buena como ellos creían, y que a punto ha estado de enriquecer con doscientas víctimas más la ensangrentada historia terrorista española.Si todos estos progres se tomasen la molestia de pensar por sí mismos, de analizar, en vez de aceptar los dogmas que desde determinados grupos de presión se les lanza como válidos, anatemizando lo contrario, la sociedad se descargaría de un sector que es lastre. Porque los progres, esos progres de las gafas de pasta y mal afeitados, de pelo desaliñado y bolso de pana, son un auténtico peligro para la sociedad, puesto que inexplicablemente disfrutan de un reconocimiento que no se merecen y son capaces de marcar tendencia en su irresponsabilidad. Hasta en la politica, que acaba igual de atontada y llena de dejadez que ellos.

Menos mal que el CNI y la Guardia Civil han hecho una gran labor y hoy han evitado la pérdida de varios centenares de vidas humanas en un futuro inmediato. Y los progres esto no lo acaban de digerir… ¡En su Raval! ¿Como ha podido ser? ¡Si casi los matan ahí mismo con una bomba!

Nunca es tarde para rectificar y, además, hacerlo es de sabios. Y desde aquí invitamos a lo que hoy se llama “la progresía” a la reflexión. Que piensen qué es lo que defienden. Que piensen por qué tipo de sabandijas se dejan adoctrinar. Que piensen que hoy, el CNI y la Guardia Civil -sí, esas fuerzas “fachas”- han evitado la catástrofe, pero que quizás mañana no lleguen a tiempo. Se puede ser guay, rebelde, pijamoso, fumeta y todo lo que se quiera sin tener que defender al enemigo que ya se nos ha colado en casa. Que piensen y reflexionen. Y si no quieren entrar en razón, entonces que vayan aceptando que cualquier día les puede estallar el asiento del metro cuando vuelvan a su querido Raval después de visitar una exposición de arte abstracto en el CCCB.

Continúa la campaña de lavado de cara socialista
11.01.2008

A pesar de que Rubalcaba nos sorprendiese a todos con este ejemplo de noticia-ficción o de ingeniería estadística:

09.01.2008: “El 92% de los inmigrantes ilegales que llegan a España es repatriado“.

No debemos olvidar los datos contradictorios que desmienten sus informaciones:

15.05.2007: “Sorprendente tirón de orejas del Tribunal Supremo a la Policía de extranjería: los agentes no deben expulsar a los sin papeles sino multarles“.

20.04.2007: “SOS Racismo dice que hay un millón de sin papeles

¿Tiene en cuenta Rubalcaba a todos los que entran por los aeropuertos internacionales con visado turístico de tres meses sin intención alguna de irse cuando expira la validez de ese documento? La cercanía de las elecciones hará que hasta marzo leamos muchas mentiras y disparates.

De incendiario a bombero
08.01.2008

Después de la peor legislatura de toda la democracia española, ahora Zapatero nos sorprende con la “mascletá” final: le ha pedido a Sarkozi que le ayude a organizar expulsines de ilegales, junto con Italia. Después de mandar al inepto de Caldera a Ecuador a decir que España necesitaba 200.000 inmigrantes más para el 2007 (año que ha acabado con más de 200.000 inmigrantes en el paro), y después de regularizar masivamente a las hordas de ilegales que habían entrado, ahora Zapatero nos sale con este golpe de efecto. Esto puede interpretarse de varias maneras:1.- Zapatero se ha dado cuenta de que se ha equivocado con sus políticas de favorecimiento de la invasión, puesto que la misma acarrea múltiples problemas graves.
2.- Ante la proximidad de las elecciones y emulando a su homólogo francés, quiere dar una imagen de fortaleza que no tiene. Sus políticas migratorias son la vergüenza de Europa y dejan al país sin fronteras, por lo que sus asesores pueden haber considerado esta operación de maquillaje y disimulo. A Sarkozy la jugada le salió bien y con un discurso anti-inmigracionista robado a Le Pen, arrebató muchos votos al Front National. Pero de lo dicho, no ha hecho nada.
3.- Zapatero puede temer un auge considerable de los partidos anti-invasión en las próximas generales. Un solo diputado en el Congreso en representación de estos partidos supondría cambios irreversibles en la política española, puesto que el discurso popular entraría en el Congreso, donde es tabú hablar de los problemas de la invasión.Como era de esperar, esta propuesta de Zapatero ya ha levantado las críticas de los lobbys de traidores y colaboracionistas que financia el propio Gobierno a base de subvenciones. Hasta el Consejo de Europa, antro y refugio de pro-invasionistas, ha expresado su malestar por esta idea.

Gritar “papeles para todos”, “ninguna persona es ilegal” y abogar por el derribo de las fronteras equivale a gritar consignas enaltecedoras del terrorismo, puesto que la invasión causa más estragos que las acciones terroristas: mientras que los atentados criminales esporádicos de los terroristas acaparan la atención mediática varios días, los desmanes de la invasión se producen a diario y de forma silenciosa. Sin duda, causa más víctimas en España la delincuencia inmigrante que la banda terrorista ETA. Pero al gobierno le interesa presentar ETA como el principal problema de España cuando, en realidad, la amenaza más grave viene de fuera en patera, cayuco, avión, autobús y hasta en flotador.

Sería necesaria una ley como la “de partidos” aplicada a ONGs y a todo el “entorno abertzale” de la inmigración para que defender el derrumbe del estado del bienestar, al igual que apoyar el terrorismo, no salga gratis.

Los ilegales dan órdenes a los buques de Salvamento Marítimo
06.01.2008

El descaro de la invasión ha batido otro récord: tres patrones de un cayuco que transportaba 117 ilegales, rescatados por el buque de Salvamento “Esperanza del Mar”, se rebelaron a bordo del navío español para exigir que trasladasen al grupo a territorio nacional y no a Marruecos, como estaba previsto. Y lo más grave de todo es que lo consiguieron, y los mandos de ese navío aceptaron órdenes “ante la insistencia de los patronos”. El grupo de ilegales acabó desembarcando en las Canarias.Lo que no se especifica es qué tipo de “presión” ejercieron los ilegales. Por lógica, superaban en número a la tripulación, y si ésta decidió acatar sus órdenes no sería por la amabilidad con que se lo pidieron. Estamos, pues, ante un posible caso de secuestro de navío de salvamento español que no apareció más que en un medio local canario. Como va siendo ya demasiado frecuente, la inopia informativa q que pretende someter el Gobierno a la ciudadanía pasa de lo inmoral. Nos restregaron por la cara mil y una veces dos bofetadas que un tarado le dio a una ecuatoriana en un tren de Barcelona, sin mayores consecuencias, y las salvajadas que cometen esos que “nos vienen a pagar las pensiones” se silencian sistemáticamente en un dispositivo de censura que supera a la franquista. Nos ocultan asesinatos, robos, violaciones salvajes, torturas, asaltos… y ahora también el secuestro de los buques de salvamento. Y a quienes informamos sobre estas brutalidades, encima, nos llaman “racistas”. ¡Qué bonita que es la multiculturalidad!

Nos están vendiendo por cuatro perras gordas
05.01.2008

“La dinámica impuesta por la globalización lleva inevitablemente a una mayor movilidad internacional del factor trabajo. Esto exige replantearse las políticas de inmigración existentes en la mayoría de los países industrializados que se ven desbordadas por la realidad. Guste o no es imposible y además indeseable restringir las corrientes migratorias. Ahora bien es posible y deseable mitigar los efectos menos favorables de los flujos migratorios derivados de la ilegalidad o de su potencial impacto negativo sobre las sociedades anfitrionas si se produce una sustancial liberalización de las medidas reguladoras de la inmigración que reduzca los costes de la legalidad y fomente la integración. El mejor juez de las necesidades económicas es el mercado que es también el instrumento más eficaz para casar la oferta y la demanda de mano de obra foránea. Los burócratas son incapaces de saber cuanta inmigración necesita un país como no saben cuántos coches hay que producir. Pero en democracia, los gobiernos no pueden imponer sus deseos, por loables que sean, ante la oposición de los ciudadanos. La inmigración es siempre un “trade off” en el que es necesario intentar equilibrar en una ecuación sensata los inmensos beneficios que puede proporcionar a “todos”, exportadores e importadores de fuerza laboral, con sus potenciales costes.”

Lorenzo Bernaldo de Quirós es presidente de Freemarket International Consulting en Madrid, España y académico asociado del Cato Institute. Este ensayo es una ponencia realizada en el marco del I Foro Atlántico “Europa-América: Los Desafíos del Siglo XXI” realizado por la Fundación Internacional para la Libertad” el 30 de junio del 2004 en Madrid

La explicación a la invasión es económica, y se resume cínicamente en esta frase del texto anterior: “es necesario intentar equilibrar en una ecuación sensata los inmensos beneficios que puede proporcionar a todos, exportadores e importadores de fuerza laboral, con sus potenciales costes”. Simple, puro y llano mercadeo liberal de mano de obra sin tener en cuenta para nada las consecuencias no económicas de esta importación.Los que están fomentando esto serán los primeros en esconderse como ratas cuando la presión social estalle y la invasión degenere en violencia. Como se puede ver, todo el texto que citamos está escrito pensando únicamente en términos económicos y mercantilistas. En nada más que beneficio, devengos y dinero. Y para nada se tienen en cuenta los efectos devastadores que la inmigración masiva tiene sobre las sociedades que afecta. Egoísmo en estado puro. Esta avaricia sin límite es, además, ciega; se niega a reconocer que el pan de hoy es el hambre de mañana. Tercermundizando Europa conseguirán que todo el continente no sea más que otra extensión conflictiva del globo. Y creo que ahora mismo a ninguno de estos perros capitalistas le sobra coraje para ir a hacer negocios en Irak. Estos cerdos son muy valientes mientras no oyen de fondo el ruído característico de los AK-47, pero en cuanto escuchan el primero sus teorías capitalizadoras se quedan en papel mojado mientras cruzan la frontera en su huída cobarde y ruín. Esto es el liberalismo: estiércol de máxima pureza.

La multiculturalidad que predican los progres
03.01.2008

losangeles1992.jpg

Los Angeles, disturbios raciale s, 1992

sarajevo1992.jpg
Guerra de Bosnia. Sarajevo, 1992
francia2005.jpg
Francia, revueltas inmigrantes de 2005 y 2007

multiculturalidad.jpg

Kenya, enfrentamientos entre etnias rivales por
los resultados electorales, 2008
herida.jpg
Sudáfrica. Ataques contra la población blanca por el color de su piel.
A diario.
Estos son los efectos que produce esa aberración llamada “multiculturalidad”. La multiculturalidad no es más que la inoculación en una sociedad predominante de decenas de sub-sociedades compuestas por individuos que nada tienen que ver con la sociedad en la que se instalan. Normalmente, estas sub-sociedades no se relacionan ni con las demás sub-sociedades minoritarias ni con la predominante. La multiculturalidad es sinónimo de ghettización. Claros ejemplos de este despropósito pueden verse en ciudades como Nueva York o San Francisco, donde la población se diferencia y agrupa en barrios distintos según sea su lengua, origen, raza o religión.Lo contrario a la multiculturalidad es la integración, es decir, la adaptación por parte de los individuos no pertenecientes a la sociedad predominante a los usos y costumbres de la misma. Esto sólo es posible cuando el número de individios a integrar es moderado o bajo. Ante avalanchas migratorias como las que sufrimos en la actualidad, la integración es imposible, por la propia autoexclusión de quienes llegan y por su agrupamiento con sus compatriotas o correligionarios, formando grupos cerrados e inaccesibles.ONGs y Gobierno no paran de predicarnos que quieren conseguir una “sociedad multicultural”, pero jamás han explicado claro y sin tapujos qué diablos es eso. Aquí acabamos de hacerlo. La multiculturalidad no es cosa ligera. Es gérmen de guerras, disturbios, revueltas y luchas de imposición. No se puede citar NI UN SOLO EJEMPLO, a lo largo de toda la historia de la humanidad, en que este experimento haya acabado bien y no a palos. El ser humano es así: quiere imponerse, quiere triunfar, quiere mandar. Y las sociedades actúan igual que los individuos. Si en España, que profesamos todos la misma religión, somos de la misma raza y hablamos todos la misma lengua ya nos hemos matado decenas de veces entre hermanos por cuestiones ideológicas, políticas o tan gilipollescas como quien tiene que suceder a un rey en un trono, ¿qué puede pasar en un marco “multicultural”, donde las diferencias son tan manifiestas?

Políticos e instituciones, en vez de llenarse la boca autodenominándose “demócratas”, lo que deberían de hacer es actuar como tales. Esta transformación de nuestra sociedad no se puede hacer de espaldas al pueblo, y éste debería ser consultado y preguntado si quiere que su entorno se transforme en un cúmulo que ghettos, sub-sociedades, grupos y grupúsculos dispares y enfrentados entre sí. La “multiculturalización” de España ha de llevarse a las urnas. Mientras el pueblo español no se pronuncie sobre este cúmulo de cambios sociales, la “multiculturalidad” no tendrá legitimidad alguna, puesto que está siendo impuesta no ya sin preguntarles a los afectados si quieren eso, sino tachando directamente de racista a quien no esté conforme con este suicidio.

Las sociedades “multiculturales” están abocadas a la guerra étnica, religiosa y racial. Cada cual en su casa, y Dios en la de todos.

Para más ejemplos de la multiculturalidad y la tolerancia que están de moda en África, puede consultarse este sitio: http://www.stopboergenocide.com

Una respuesta a Histórico 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: